“Yo sé en quién he creído”

El Apóstol Pablo, no tenía temor a ninguna circunstancia porque sabía en quién había creído, e hizo un compromiso con el que era capaz de guardar su vida. Nosotros debemos seguir el consejo que el Apóstol Pablo hizo a Timoteo, de mantenerse firme en la fe, porque es lo que
trae seguridad en tiempos de prueba. Mientras nos acerquemos a Dios y confiemos verdaderamente en Él, nos dará confianza y fortaleza para superar las circunstancias difíciles. David lo expresó con firmeza “ Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui
ayudado” Salmos 28:7.

Debemos tener claro en quien hemos depositado nuestra seguridad, y estar convencidos que debemos confiar en Dios, antes que en el hombre, porque el hombre hace planes, pero es Dios quien ordena sus pasos. Creamos en Dios de todo corazón y no nos apoyemos en nuestra propia opinión y sabiduría, nuestra vida es como la neblina que permanece un rato y luego desaparece.

Recordemos que solo en Dios está seguro nuestro presente y nuestro futuro, en todo tiempo nos escucha, nunca nos abandonará ni nos desamparará. Aunque aquí existe mucha incertidumbre, nosotros tenemos una casa eterna en los cielos, porque para nosotros el vivir es cristo, y si permanecemos en él tenemos nuestra vida asegurada, no tememos mal alguno, porque él nos hace tener paz en medio de la tormenta.

No debemos olvidar que para mantenernos firmes en Dios, debemos orar continuamente, estudiar la palabra de Dios y congregarnos.

Muchas bendiciones,

En el amor de Jesús.

Pastores Oswaldo y Vilma Canales.

Nuevo Aquí?

Escríbenos para saber de nuestros grupos de crecimiento