Las armas en Dios son poderosas

 

Dios es bueno y para siempre es su misericordia, por eso

nos ha dejado armas espirituales que nos ayudan a

enfrentar al reino del mal y con ellas podamos

defendernos, pero es decisión nuestra si decidimos

usarlas.

Otro elemento importante es someternos a Dios y de esa

manera el enemigo retrocederá, lo esencial es depender de

Dios ya que sin él somos presa fácil, por lo cual

todos los días debemos colocarnos la armadura

tomando en cuenta que el enemigo anda como león

rugiente buscando a quien devorar.

Por lo cual siempre debemos estar preparados, porque

nuestra lucha es espiritual, es necesario estar firmes y

entender que nuestra armas son poderosas en Dios, sin

olvidar que el enemigo es sutil, pero Dios peleará por

nosotros, mantengámonos sobrios y alertas pues él nos

ayudará a ganar la batalla.

Por tanto, debemos obedecer a Dios pese a las

circunstancias que atravesamos, porque obedecer es

mejor que los sacrificios, por lo cual tenemos que darle

mayor atención a su palabra sin endurecer nuestros

corazones para que él Señor sea glorificado a través de

nuestra obediencia llevándonos siempre en victoria,

porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo.

I Juan 4:4

 

Nuevo Aquí?

Escríbenos para saber de nuestros grupos de crecimiento