“VIVIENDO COMO HIJOS DE DIOS”

Cuando nosotros le damos la vida al Señor Jesucristo, el comienza un proceso en nuestro interior, éste debe producir cambios que deben ser reflejados en el exterior. Los hijos de Dios debemos ser enseñables en todo tiempo, sabiendo que Él pone en nosotros el querer como el hacer por su buena voluntad. Debemos renunciar a la vida pasada y vestirnos del nuevo hombre creado según Dios, reflejando al mundo lo que somos, sal y luz, para que a través de nuestros hechos el padre sea glorificado.

A través de la nueva existencia que tenemos en Cristo, nuestro estilo de vida debe ser diferente, que agrade a Dios en todo y qué a través de nuestro testimonio, otros anhelen lo que nosotros tenemos y se acerquen a Dios. Recordemos, somos cartas leídas al mundo y lo que hagamos, sea para bien, o para mal, impactará a otros. Hoy más que nunca debemos ser ejemplo para las nuevas generaciones y en ningún momento ser piedra de tropiezo para nadie.

Que Dios nos ayude para que nuestros hechos hablen más que nuestras palabras, como dice la palabra de Dios en Mateo 7:16 por sus frutos los conoceréis. No puede el buen árbol dar malos frutos. Con la ayuda de Dios podremos lograrlo. Vamos adelante, hasta que lleguemos a la medida de la estatura del varón perfecto.

En el amor de Jesucristo,

Pastores Oswaldo y Vilma Canales

 

Nuevo Aquí?

Escríbenos para saber de nuestros grupos de crecimiento