NUESTRA LUCHA NO ES CARNAL SINO ESPIRITUAL

NUESTRA LUCHA NO ES CARNAL SINO ESPIRITUAL

Como hijos de Dios debemos comprender que tenemos una lucha espiritual continua, Contra el reino de las tinieblas; Y para poder hacerle frente debemos tomar nuestras armas que son: la Oración, la Palabra, la sangre de Cristo, la Alabanza y el Ayuno, y así contrarrestar las maquinaciones del mundo de maldad que para engañar utiliza las artimañas del error. Pero debemos estar conscientes que nuestras armas en Dios son más poderosas, y debemos de ejercitarlas cada día.
Es tiempo que, nos coloquemos en la brecha para hacer retroceder al hombre fuerte, para que éste regrese a los lugares áridos de donde vino; y plantar el señorío de Cristo en cada lugar donde pongamos las platas de nuestros pies. Por lo cual seamos sobrios y estemos atentos, porque Satanás desea devorarnos, pero él llega hasta donde nosotros se lo permitimos; porque mayor es el que está con nosotros que el que está en el mundo.
Tiempo de estar dispuestos a someternos a Dios y de esa manera el enemigo huirá de nosotros fortaleciéndonos en el Señor y en el poder de su fuerza. Porque estamos viviendo momentos críticos, que solo con la ayuda del Señor Jesús podemos ser más que vencedores. Recordemos que estamos en el mundo, pero no debemos de participar de algunas celebraciones que el mundo hace, más bien hay que reprenderlas y no ceder a las obras de la carne; salid y apartaos de en medio de ellas, y el Señor nos librará y preservará.
Momentos de discernir entre lo que edifica y lo que no edifica, el Señor nos hace más que vencedores, y es por eso debemos buscar de Dios el discernimiento de espíritu para contrarrestar las artimañas del inicuo, Dios va delante de nosotros como poderoso gigante. ¡Vamos Adelante Iglesia del Señor!

Eres nuevo aqui?

Escríbenos si deseas unirte a un grupo de crecimiento!